domingo, 10 de abril de 2011

И я вошёл, и я сказал - Здравствуй!

Parafraseando un verso de Marina Tsvietáieva, comienzo un corto mensaje en el que sustituyo el lenguaje preciso y casi unívoco de los textos científicos por el mucho más abierto y sugerente de la poesía. Pero no creáis que el contenido del texto está tan alejado de la ciencia.


Не обольщусь и языком


Родным, его призывом млечным.


Мне безразлично, на каком


Непонимаемой быть встречным!


(No, mi lengua natal ya no me engaña,


ni materna, me engaña su llamada.


Ya me es indiferente en qué lenguaje


no seré comprendida por el hombre).


MARINA TSVIETÁIEVA. (Trad. de Lola Díaz).


Un neurolingüista encontraría discutible el contenido del texto pero mucho me temo que ni sabría rebatirlo ni, desde luego, podría expresarlo con palabras más bellas.

3 comentarios:

monaguillo.com dijo...

Es preciosa la poesía!!! Gracias por este regalo, Rubén!!

PURAMARIACREATIVA dijo...

pero una estudiante de programación neurolingüística no solo vería el halo poético, el hechizo del verso, sino que descubriría que somos materia de luz, INCOMPRENSIBLE.
Un abrazo de mosca roja

PURAMARIACREATIVA dijo...

pero una estudiante de programación neurolingüística no solo vería el halo poético, el hechizo del verso, sino que descubriría que somos materia de luz, INCOMPRENSIBLE.
Un abrazo de mosca roja

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons